El programa de Antena 3 ha cambiado su horario con la irrupción de Pasapalabra, algo a lo que su presentador todavía no se adapta

Antena 3 decidió apostar fuerte por Pasapalabra para convertirlo en su nuevo concurso estrella, puesto que también contrataron al presentador de moda, Roberto Leal. Esta decisión ha tenido repercusión en los otros concursos de la cadena, puesto que ha trastocado los planes de ¡Ahora caigo! y Arturo Valls.

Pero no solo a ¡Ahora caigo!, sino que también ha repercutido en ¡Boom! Los tres programas de Antena 3 funcionan muy bien, por lo que la cadena no quería retirar de la parrilla a ninguno de ellos. Sin embargo, para hacer hueco a Pasapalabra tuvieron que trastocar los horarios estipulados anteriormente.

¡Ahora caigo!
¡Ahora caigo! cambia de horario por Pasapalabra

¡Ahora caigo! cambia de horario

Es por eso que los programas de Antena 3 han visto alterados sus horarios habituales. ¡Ahora caigo! se ha visto obligado a trasladar su horario y ahora comienza a las 18:00 horas. Por su parte, ¡Boom! comienza tras el programa de Arturo Valls, a las 19:00, mientras que Pasapalabra se ha hecho con el hueco de las 20:00 horas.

Unos cambios que demuestran que Antena 3 tiene a Pasapalabra como el producto estrella de la tarde. Y es que, en su vuelta a la cadena televisiva, el concurso presentado por Roberto Leal está funcionando a la perfección gracias, en parte, al gran nivel de Pablo y Nacho, logrando grandes cuotas de audiencia con cada emisión.

¡Ahora caigo!
Arturo Valls es cazado en ¡Ahora caigo! con una almohada

Arturo Valls no se acostumbra al cambio

Unos cambios que han afectado a Arturo Valls, quien ha sido pillado en el último programa de ¡Ahora caigo! con una almohada. Tal y como ha reconocido el presentador, no consigue acostumbrarse al nuevo horario, por lo que el último programa lo ha pillado dando una “cabezadita”, por lo que ha pedido posponer el programa cinco minutos.

Y es que el presentador siempre hace gala de su característico humor en ¡Ahora caigo!, donde ha tenido que afrontar el difícil reto de mantener el éxito del concurso a pesar de no contar con público, que era esencial. Eso sí, ha declarado que poco a poco va acostumbrándose al nuevo horario, pero le ha costado trabajo.