El diputado ultraderechista ruso Igor Lebedev, que ha hecho una propuesta para “acabar” con los problemas del país con sus ultras futboleros: legalizando las peleas de Hooligans y convertirlas en un deporte con espectadores. Proposición que aparece después de que un grupo de ultras rusos haya prometido “un festival de violencia” en el Mundial que se jugará el año que viene en su país.

Peleas entre Hooligans rusos y ingleses / Espncdn.com

Ya se vio de lo que eran capaces en sus enfrentamientos contra aficionados ingleses en las calles de Marsella durante la Eurocopa’16. Esto inspiró a Lebedev para crear el “Draka”, pelea en ruso, un combate de 20 hombres en cada equipo, desarmados en un estadio, como los gladiadores.

Lebedev asegura que las peleas organizadas “podrían reconducir la agresividad de los aficionados en una dirección pacífica”. También afirma que este deporte sería ejemplar para los aficionados ingleses, a los que define como “indisciplinados” y “malos luchadores”.

No es la primera vez que Lebedev lleva la contraria a la opinión pública con sus puntos de vista sobre los ultras. De hecho, animó a sus compatriotas en las reyertas de la Eurocopa : “Chicos, bien hecho, ¡seguid así!”, animaba a los rusos a través de Twitter. Lebedev se ha dado cuenta de que se puede sacar beneficio económico de unos actos que llevan produciéndose desde hace décadas sin que nada ni nadie haya podido cortarlos.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
La dieta de Cristiano Ronaldo para seguir siendo el mejor a los 35
Estalla en las narices del Betis próximo fichaje del Sevilla FC de Monchi
El Valencia CF quiere adelantar al Sevilla FC por el próximo Modric