La firma alemana lanza oficialmente su buque insignia, un poderoso coche de calle que dispone de nada menos que 730 CV de potencia

Mercedes ha reventado todos los pronósticos. Y lo cierto es que no nos lo esperábamos. Sobre todo después de haber conocido su GT-C, pero con este Mercedes-AMG GT Black Series ha batido todos los registros posibles, también para la marca alemana, donde ahora éste se ha convertido en el más feroz de la firma de la estrella plateada.

Es así que este Mercedes-AMG GT Black Series equipa el propulsor V8 más potente jamás concebido por la marca alemana, además de hacer gala de la aerodinámica más elaborada de todos los AMG nacidos en sus cuarteles. Y aunque está homologado para carretera, sus ingredientes convierten a los circuitos en su hábitat natural.

Mercedes-AMG
El Mercedes-AMG Black Series lo convierten en el mejor para circuitos

Un apartado estético imponente

Empezando por el apartado estético, nos encontramos con un sinfín de elementos que han sido arrebatados directamente de la variante GT3 de carreras, lo que no solo aporta un aspecto aún más imponente si cabe, sino que también garantiza un trabajo aerodinámico sin precedentes. Es lo que vemos por su frontal, gobernado por la ya característica parrilla panamericana.

Y que ahora recurre a una nueva ornamentación como canards laterales, un agresivo e imponente splitter o un capó de nuevo corte que vela por la refrigeración del colosal V8 biturbo. Pero es la parte trasera donde nos encontramos la gran sorpresa, un alerón de desmesurada proporción y un difusor ideado para evitar que el viento se interponga en el camino del AMG GT Black Series.

El lado más radical de este Mercedes-AMG GT equipa el conocido bloque V8 de 4.0 litros biturbo, pero que ha sido ajustado para alcanzar unos impresionantes 730 CV de potencia, a un máximo de 6.900 vueltas, y 800 Nm de par. Para ello, Mercedes-AMG añade nuevos turbos de doble entrada, un intercooler de mayor tamaño, nuevos árboles de levas y un rediseñado sistema de escape.

Mercedes-AMG
Este Mercedes-AMG GT Black Series equipa el conocido bloque V8 de 4.0 litros biturbo

Este Mercedes-AMG es un prodigio alemán de tracción trasera

Asociado al motor, vemos que en este AMG Black Series se encuentra el cambio de doble embrague y siete marchas AMG SPEEDSHIFT DCT 7G. Este prodigio alemán de tracción trasera combina sus características de coche de calle con sus cualidades para ser exprimido a fondo en circuito. Además, también tiene un sonido muy característico, diferente al de un V8 convencional.

en lo que toca al habitáculo, encontramos dos baquets deportivos tapizados en cuero en combinación con alcántara, en negro, y con costuras en naranja en contraste. Tampoco faltan los acentos en fibra de carbono o volante deportivo AMG, que también va cubierto en alcántara. También destaca una tapicería de cuero nappa y microfibra en color negro y un volante deportivo específico con controles AMG adicionales.