La mujer quedó encantada desde el primer momento con su cita en la que no faltaron buenos momentos

En First Dates, programa presentado por el popular Carlos Sobera, son muchos los protagonistas que hacen su intervención que aprovechan sus atributos y cualidades para conquistar a la otra persona. A veces puede salir fantásticamente bien, y que eso sirva como impulso, pero otras ocurre todo lo contrario. Esta vez fue el turno de Cristina y Rafael.

Es lo que ocurre con Rafael, un alicantino empresario de 54 años que se considera “extraterrestre” por su velocidad de pensamiento. Ahí es nada. Pero pese a la extrañeza, fue lo que conquistó por completo a Cristina después de descubrir su grave y robusta voz durante los primeros minutos de su cita:

“Ha llegado Tarzán y Jane estaba en la barra”, decía la mujer de 51 años. “La verdad es que Tarzán me pone y ese vozarrón también”. La chef se presentaba como una persona “totalmente distinta” al resto de mujeres: “Busco un hombre que me sorprenda y diga “aquí estoy y vamos a vivir la mejor aventura de nuestras vidas”.

“La verdad es que Tarzán me pone y ese vozarrón también”

Cristina

Entre ambos surgió la conexión, no hay duda, haciendo que la noche y la cita siguiera su curso adelante, en una cena donde no faltaron risas y buenos momentos, que fue lo que realmente le gustó a Cristina en Rafael durante First Dates, como se pudo comprobar durante toda la escena, emitida en Cuatro.

Ese humor característico del alicantino fue el detonante y que le hizo mirar hacia un futuro con Rafael: “Hacemos una fusión fuerte de locura. Estamos los dos más o menos igual. Esto puede ser una explosión increíble”, decía ella, invitando a seguir esta primera cita fuera de cámaras y dándose todo para un segundo encuentro.

Sin embargo, la sorpresa saltaba de la manera más feroz: Rafael decía que no tendría una segunda cita con ella, al menos amorosa, pero que se lo pasó muy bien, ante la incredulidad de todos los presentes y espectadores: “Me lo he pasado muy bien porque no he tenido ese feeling de entrada. Eres muy agradable y tienes un planteamiento de ver la vida que me cuadra, pero me ha faltado esa chispa”, cerró.