Presagio espeluznante en Los Simpson logra su más difícil todavía

Asombroso vaticinio pone los pelos de punta a todos sus fans

En el universo de Los Simpson es normal que a estas alturas cada suceso que irrumpe con la cotidianidad mundial lo hayan recreado en uno de sus capítulos y, al parecer sus creativos lo volvieron a hacer. En uno de sus episodios del año 1993, se desarrolla una historia donde claramente podemos ver reflejada la situación actual, no solo con el tema del virus, sino también han predicho la aparición de un mortífero animal.

Tanto los directores como los escritores de la serie se han hartado de predecir acontecimientos importantes que han pasado a lo largo de la historia mundial, desde el presagio de la escogencia de presidentes, pasando por vaticinar resultados en los mundiales de fútbol, hasta profetizar lo que no hace mucho pasó en Corea del norte con Kim yo Jong.

El turno esta vez es para Marge in Chains, capítulo perteneciente a la cuarta temporada de la serie animada, emitido originalmente el 6 de mayo de 1993, donde en el afán de Homer por conseguir un extractor de fruta anunciado por televisión termina haciendo un pedido a Osaka, Japón; con el infortunio que al ser empacado este, uno de los operarios encargados de enviar el producto estornuda dentro de la caja contaminándola de un virus.

A su llegada a la casa Simpson en Springfield, Homer destapa la caja liberando el peligroso virus asiático, este, como se puede ver en el desarrollo del episodio se expande con gran velocidad por toda la ciudad, afectado a todos y cada uno de los ciudadanos a su paso. Por tanto, Bill Oakley, guionista de la serie, ha publicado una frase en su cuenta de twitter que dice: “Bien, supongo que sí lo hicimos”, en referencia al caso.

El virus termina generando caos en toda la ciudad, hasta el punto en que todos los habitantes terminan haciendo una visa a las afueras del hogar del Doctor Hibbert para exigirle una cura; él, sale y les indica: “La única cura es quedarse en sus casas“, a lo que airadamente las personas responden volcando un vehículo cercano a la casa asumiendo que allí se encontraba la medicina, con tan mala suerte que en él se encontraban cajas con abejas asesinas.