Presentador de El Precio Justo le tira la caña a una concursante

Tras el comentario sobre su nombre, el padrastro de Arianna Aragón conquista a una joven llamada Gregoria 

El pasado lunes 5 de abril se estrenó a través de la cadena de televisión Telecinco, el reality El Precio Justo, con el presentador Carlos Sobera. Además cuenta con Luis Larrodera en la voz en off, acompañado de las azafatas Arianna Aragón, Paula Gómez y también el azafato Aitor Ferrón.

La mecánica consiste en aproximarse todo lo posible, sin pasarse, al precio y valor de algunos objetos que se van presentando en distintas pruebas del formato. Aquellos que lo consiguen son los que ganan y, por ello, optan a premios en metálico. Algo que le ha gustado mucho a todos sus seguidores.

Precio Justo
Carlos Sobera presenta El Precio Justo

El intenso momento que tuvo que vivir el presentador de El Precio Justo con su concursante

Sin embargo, en uno de los últimos capítulos de El Precio Justo, Carlos Sobera tuvo un momento cercano con sus concursantes, pero una en especial tuvo una conversación con él y que al final se le salió de las manos. Todo empezó por el nombre de ella y las respuestas de la participante.

“Bueno, Goya, que nombre más bonito”, dijo Sobera. “Mi nombre es Gregoria, pero no me gusta. Entonces, pues Goya”, respondió. Minutos más tarde, el presentador volvió a incidir en el tema. “Me gusta tu nombre, Gregoria, quiero que lo sepas. Me encanta. Yo he tenido cuatro novias y ninguna se llamaba así, fíjate”, continuó Sobera.

La participante no se ha quedado callada y le ha seguido el juego a Carlos Sobera

Y cuando el público de El Precio Justo pensaba que todo terminaría en ese comentario, la situación ha seguido. Goya, la concursante, le siguió el juego. “Carlos, eso ha sido porque no me conociste a mí la primera”, explicó en tono distendido. Sobera tampoco se quedó corto: “Seguro, seguro. Si te llego a conocer, vamos”.

Por otro lado, la presencia de su hijastra, Arianna Aragón, como azafata del programa también dio mucho que hablar. “Ari, tápate los oídos, que esto luego lo cuentas en casa y tenemos un problema”, ha aseverado. Sin duda, al final solo fue un momento lleno de risas y muy divertido para todos los asistentes.

Lydia Lozano