Descenso del equipo periquito hace del centrocampista una ganga para cualquier institución

Históricamente Real Madrid y Barcelona han tenido una rivalidad deportiva que ha marcado el palmarés deportivo de ambos a lo largo del tiempo. Sin embargo, el escenario de las contrataciones también ha demarcado lo que es la competitividad entre ambas instituciones, marco en el cual Marc Roca se convierte en el punto de quiebre para Bartomeu y Florentino Pérez.

Roca es el jugador que actualmente quieren ambos equipos dado que su rendimiento con el Espanyol fue uno de los más altos al margen de que el conjunto periquito haya perdido la categoría en la finalización de la temporada 19-20. El centrocampista aparece como una alternativa para las posibles salidas merengues y azulgranas.

Marc Roca, asediado por varios equipos en Europa

Irrupción violenta del Barcelona para desechar planes de Florentino

Florentino Pérez tenía previsto sorprender a la opinión pública en este mercado estival con la contratación de Marc Roca para dar una opción más a un Zidane que tiene en su esfera la posible salida de varios volantes en el mercado de verano, ejemplo Modric, Bale y James Rodríguez por citar alguna operación.

El verano pasado el Madrid estuvo a punto de cerrar el fichaje de Roca, pero, las intervenciones del Bayern de Múnich hicieron dudar al volante que en últimas decidió quedarse en el equipo periquito, cuadro que eventualmente tendría una temporada histórica tras el regreso de la institución a competencia internacional.

Sin embargo, la junta directiva del equipo culé ha irrumpido las negociaciones de Florentino para hacerse con el jugador, puesto que ve en él una posible ficha que no proporciona un salto de calidad pero sí, una alternativa más para los múltiples compromisos tanto locales como internacionales que tendrá el Barcelona.

Florentino y Bartomeu, en la puja por Roca

Gangazo para hacerse de Roca en el mercado estival

Dado el descenso del Espanyol, el jugador catalán ha visto cómo su cláusula de rescisión ha disminuido sustancialmente; el marco del descenso indica una desvalorización de 40 a 15 millones de euros, lo que lo hace prácticamente un gangazo asequible para las finanzas del equipo blaugrana.

Tal operación para el Barcelona parece ser bastante factible, puesto que Marc Roca querría seguir viviendo en la Ciudad Condal, además, el cambio al equipo dirigido por Setién actualmente le daría un salto de calidad a su carrera deportiva, generando muchos más ingresos que le servirían para su futuro inmediato.