Presión asfixiante del Athletic al Real Madrid por el hijo de Julen Guerrero

El joven talento tiene dos opciones que marcarán su carrera profesional de aquí al resto de su vida

Por estos días el ex futbolista y ahora entrenador de la selección España sub 15, Julen Guerrero, tiene un dilema junto con su hijo también futbolista. Se trata de Julen Jon Guerrero, el cual milita en el Real Madrid sub 18. El mediocampista ofensivo tiene todas las cualidades necesarias para ser un jugador de élite, en un futuro cercano.

Esto también lo tiene muy en cuenta el Athletic Club, equipo en el que el padre del chico es una leyenda, y donde jugó un total de 442 partidos, marcando 122 goles. El conjunto bilbaíno quiere que el hijo del ex futbolista repita la historia mientras viste los colores de la entidad leona. Sin embargo, la promesa de 17 años tiene el sueño de brillar con la elástica merengue.

Julen Guerrero hijo
Julen Jon Guerrero juega en el Real Madrid sub-18 y ahora mismo podría llegar al equipo principal del Athletic.

Las estrategia del Athletic para fichar de una vez por todas al hijo de Julen Guerrero

El joven mediocampista es uno de los jugadores más destacados en la división sub 18 del cuadro merengue. De hecho también hace parte de la selección España sub 18, y en los últimos dos encuentros que jugó, marcó 4 goles. De seguir con ese rendimiento, no tardará en ser ascendido al Real Madrid Castilla, donde actualmente lo dirige Raúl González.

Una vez en el equipo B merengue, el jugador tendrá que demostrar muchísimo más su talento, para tener una oportunidad en la plantilla absoluta, cosa que no es para nada fácil. Desde el Athletic Club, le han ofrecido un contrato profesional, para que debute con el equipo de primera división. Aunque resulta un poco arriesgado para la entidad vasca, para el jugador es una enorme oportunidad.

La difícil decisión que tendrá que tomar el hijo de Julen Guerrero de cara a su futuro

El hijo del ex futbolista tiene un enorme dilema que determinará el rumbo de su carrera profesional. Por un lado está la de seguir en la entidad madridista y luchar con más corazón que talento, para poder aspirar a una oportunidad en el equipo absoluto. Como puede que lo logre en la próxima temporada, puede tardar también 2, 3 o más años.

La otra opción es seguir el legado de su padre en el Athletic, y el mismo club le ha abierto las puertas de la plantilla absoluta. En esta decisión hay riesgos y ventajas. Dentro de los factores negativos, está el impacto del cambio de jugar en una división regional a competir en la máxima categoría, lo cual podría ser perjudicial para su carrera. Sin embargo, si su adaptación es rápida y satisfactoria, se le abrirán muchas puertas en el fútbol internacional a una edad temprana.

David García Atlético