Buena energía y optimismo invaden al club catalán en este momento

Una de las cosas positivas que podía afrontar el FC Barcelona era que su grupo estuviese activo, olvidando el pasado inmediato y preparando con responsabilidad su choque en Champions. Pues bien, eso parece haber sucedido, y de hecho han recibido una nueva buena noticia, emitida desde el departamento médico con el nombre de Ousmane Dembélé inmerso.

Al parecer, y luego de lo que se ha podido ver en los entrenamientos, el mosquito estará de regreso si se quiere este mismo día 8 de agosto en el juego de vuelta por los octavos de final de las Champions. Su lesión parece haber quedado atrás, y todo lo que le había rodeado ha superado las expectativas en cuanto a respuesta del cuerpo al tratamiento.

Ousmane Dembélé
Ousmane Dembélé en medio de una de sus lesiones en el FC Barcelona

El optimismo es absoluto, el regreso del jugador está cantado

Junto a sus compatriotas Clément Lenglet y Antoine Griezmann, Ousmane ha regresado a prácticas diferenciadas este día lunes. De hecho, hoy ha estado a tope y ha cumplido con los exámenes de rigor que tienen como fin determinar el nivel de contagio del COVID-19 que por fortuna para Setién, han salido en su totalidad negativo.

El único que no ha estado es Arthur Melo, quien ya prepara lo que es su marcha hasta Turín para ponerse a órdenes de sus nuevos jefes, los campeones transalpinos. Esto le da un margen positivo al entrenador cántabro, que cumple como una religión con la preparación del juego que es de hecho su última carta de salvación. Nápoli viene en alza y en cabeza de Gatusso sabe que se juega la vida.

A poco más de una semana, Setién confía tenerlo listo

Es una de sus mejores armas, el entrenador bien lo sabe. La  rotura completa del tendón proximal del bíceps femoral de la pierna derecha es cosa del pasado, de hecho se ha mostrado muy activo y con un estado de ánimo muy alto. Por izquierda o por derecha, Dembélé le puede aportar al club culé lo que tanta falta le hace, profundidad y explosión.

Quique Setién
Quique Setién, entrenador del FC Barcelona analizando el desempeño de sus dirigidos

Hasta ahora el equipo acumula buenas sesiones de posesión, y controla sectorizado lo que consideran deben controlar. Pero carecen evidentemente de hombres propositivos y eso lo han pagado muy caro. Dembélé promete ser ese activo de confianza, que le da un toque mayor de experiencia a lo mostrado hasta acá por Ansu Fati. Se viene un gran duelo, y con todas sus armas el pueblo catalán saldrá en busca de su revancha.

Síguenos en Google News