Princesa Margaret en The Crown da una lección a los políticos protestones

Los críticos de la serie coinciden en que la producción debería dejar en claro que también hay parte de ficción

La actriz que interpreta a la Princesa Margaret, Helena Bonham Carter, cree que The Crown  tiene la obligación de etiquetarse a sí misma como ficción. Y es que la serie que estrenó el pasado 15 de noviembre la cuarta temporada ha recibido críticas no solo positivas, sino también algo negativas por la forma en que se está mostrando la vida de la familia real.

A medida que avanza hacia una era más moderna con historias más sensacionalistas, la reacción de la audiencia se ha vuelto más volátil. Tanto el príncipe Carlos como Camilla, la duquesa de Cornualles, han desactivado la función de comentarios en las redes sociales debido a la ferviente reacción a sus representaciones en la temporada más reciente.

La Princesa Margaret en The Crown

La relación del Príncipe Carlos con Camila fue una de las más polémicas en la vida real y en la serie

Gran parte de la molestia de los fanáticos hacia Carlos y Camila proviene de una de las principales historias de la temporada. El enfoque principal de la cuarta temporada es la relación inicial de la princesa Diana y el príncipe Carlos. La relación fue polémica y el programa enfatiza eso.

Si bien la temporada ha recibido elogios de la crítica, incluso el gobierno británico ha dado un paso al frente y ha dicho que The Crown debería tener un descargo de responsabilidad antes de sus episodios. Algo con lo que está de acuerdo la actriz de la Princesa Margaret. 

La actriz que interpreta a Margaret en The Crown concluye que la serie si debería ser catalogada como una parte de ficción

A través de una entrevista para The Crown, la actriz Carter dice que el programa tiene un imperativo moral de etiquetarse a sí mismo como un drama. Han recibido llamadas similares del gobierno británico y de ciudadanos pro-monarquía que sienten que la realeza está teniendo una mala reputación debido a la serie. 

Finalmente, la serie nunca se ha postulado como un relato cien por ciento verdadero de la historia del reinado de la reina Isabel, pero tampoco deja en claro qué es un hecho y qué es ficción en cada temporada. Algunos eventos cambian de lugar y las líneas de tiempo se pueden condensar para lograr un efecto dramático.

Bremón Servir