Propuesta indecente de Yasmiri en First Dates deja muy tocado a Daniel

La comensal resultó ser toda una caja de sorpresas

Esta madrileña de nombre Yasmiri no le teme a nada en cuanto a hablar de sexo se trata, así lo demostró en sus primeras incursiones en First Dates. La chica confesó que le gusta el poliamor y de hecho viene a encontrar un complemento para su relación amorosa con otro individuo que ya tiene afuera del restaurante.

En su presentación se definió como una mujer “open mind” es decir, una chica abierta de mente y dispuesta a interactuar en el mundo del sexo y sus variantes. Además contó que cuando sale con sus amigas y los novios de estas, ellos empiezan a coquetear con ella y las mujeres siempre terminan con ataques de celos y demás.

first dates Yasmiri
Daniel tiene el concepto del amor clásico y solo quiere una relación de dos, Yasmiri piensa todo lo contrario.

Yasmiri choca con la visión en el amor de Daniel y la cita en First Dates no empieza muy bien

La primera impresión del sevillano en cuanto vio a la madrileña fue positiva, ya que reconoció que era una mujer con curvas y con rasgos “muy atractivos”. La opinión no fue mutua, ya que la chica poliamorosa lo vio como un hombre muy normal y mirada algo inocente. Aunque lo peor no fue eso, si no cuando empezaron a interactuar sobre las diferentes visiones del amor.

Yasmiri arremetió contra los hombres y de paso contra Daniel. Los hombres son muy básicos, vuestras preocupaciones son muy limitadas”. Él lejos de entrar a la discusión, solo le daba la razón pero en la mente pensaba que no iba a ser compatible con ella. Luego vino la propuesta de la madrileña hacia el comensal y entonces fue cuando la cita se terminó de arruinar.

En el tema del poliamor, Yasmiri intentó convencer a Daniel pero sus esfuerzos en First Dates fueron en vano

La madrileña le comentó a Daniel que la gente suele confundirse con ella. “La gente suele pensar que soy un poco guarra porque me gusta hablar de sexo, pero es algo natural y popularizarlo no está de más”. Luego, la mujer intentó saber si el sevillano estaba dispuesto a tener una relación poliamorosa pero la respuesta fue negativa por parte de este.

Yasmiri no se rendía e intentó explicarle las ventajas de este modo de amar. “En caso de ser pareja, no es que el otro sea insuficiente, sino que en el tema sexual ella necesitaba necesito vivir más cosas”. Esta afirmación solo empeoró las cosas ya que Daniel terminó calificando esa visión como todo un “vicio”. Al final y como era de esperar, cada uno se marchó del restaurante solo.

La cita entre Gustavo y Judith tuvo un inicio prometedor pero fracasó al igual que Yasmiri y Daniel

Gustavo y Judith han sido dos de los últimos en pasar por el restaurante de First Dates. Ambos han protagonizado una cita muy normal, hablando sobre los temas típicos que se hablan en el restaurante de Cuatro. Como era de esperar, no podía faltar el tema sexual, que es uno de los que más gusta a los espectadores. Y ha sido precisamente este tema uno de los puntos que más ha encendido a ambos.

En lo que respecta a la cita, Judith ha sido la que más se ha abierto. La chica ha confesado algunos de sus secretos más íntimos, dejando visible que no le da ningún tipo de vergüenza de hablar sobre estos asuntos de manera pública. Tampoco parecía tener pudor Gustavo, aunque en su caso se ha mostrado mucho más reservado. Eso sí, los dos tenían muy buena sinergia en este sentido.

Gustavo conquistó a Judith en First Dates

Mientras Judith esperaba, Gustavo llegó al restaurante de First Dates. Como pudimos ver, era un chico con un físico muy cuidado, algo que encantó a Judith. Tanto es así que aseguró que se lo comería todo con nata y chocolate. Pero no solo eso, sino que se mostró fascinada por su acento gallego. Pero la mejor parte de la cita aún estaba por llegar. Y esa parte la iba a protagonizar Judith.

Judith no tuvo ningún tipo de pudor a la hora de confesar que le encantaba mantener relaciones, de todas las maneras y de todas las posturas. Esto mismo le ha valido para que la cataloguen de ninfómana, algo que no descarta, pues siempre quiere más. Es por eso que uno de los requisitos indispensables que puso para que la cita triunfara era que el chico fuera fogoso y que le gustase el sexo sin control.

First Dates calentó la cita, pero acabó en decepción

Del mismo modo, durante la cita, Judith comentó que a ella “una persona que no me vaya a echar un polvo no le quiero”. En esto estaba de acuerdo Gustavo, quien también se describió como un chico fogoso. Pero no tanto como Judith, quien aseguró que le gustan las cachetadas y el sexo duro, al puro estilo 50 sombras de Grey. Algo que, por lo visto durante la cita, parecía gusta mucho a Gustavo.

Sin embargo, y aunque la cita había sido muy caliente por las confesiones de uno y otro, el final no fue el esperado. Todos esperaban que ambos estuvieran de acuerdo en tener un segundo encuentro fuera del restaurante, pero finalmente no fue así. Judith sí quiso tener una segunda cita, pero todo se truncó cuando Gustavo descartó esta opción porque no le había convencido su físico.

Chicote Pesadilla cocina