Propuesta rompedora de Revilla retrata al Gobierno de España

El presidente de Cantabria da su propia fórmula del éxito para no hundir la economía

En tiempos de crisis es momento de agudizar el ingenio. Y eso es exactamente lo que ha hecho el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha ideado un plan económico de urgencia para evitar que se hunda España como consecuencia del Estado de alarma decretado por el Gobierno de España.

Porque en palabras del propio Revilla, esta crisis sanitaria que estamos atravesando llegará a su fin. Pero entonces, lo que habrá que soportar será una crisis económica que habría que ir pensando en controlar si no queremos regresar a 2008.

Revilla

La gran preocupación de Revilla está el montón de familias que, ahora que estamos llegando a final del mes de marzo, no podrán percibir ni un euro en sus economías domésticas. Para ello ha realizado cuenta más o menos aproximada de lo que a su juicio serían los más desfavorecidos.

Dejando al margen a funcionarios, miembros del sector primario, personal sanitario, cuerpos y fuerzas de seguridad y niños y pensionistas… a Revilla le salen 10 millones de trabajadores que están en serio peligro de no percibir sus salarios.

A todos ellos Revilla considera que habría que darles un salario de 2500 euros brutos, unos 1600 netos, durante tres meses. Sería destinar 75 mil millones de euros para asegurar que no se deja a ningún trabajador tirado y se mantiene la producción para que a la vuelta de la crisis se pueda recuperar la normalidad.