Prostituta asegura que Cristiano Ronaldo le mordió en la cama

Andressa Urach, modelo de 28 años, está escribiendo un libro sobre el incesante y obsesivo camino para buscar ser famosa y reconocida en todo el mundo, relatando como se convirtió en una prostituta de lujo.

Tuvo relaciones con empresarios y futbolistas reconocidos, ganó mucho dinero, incluso la suma de 10 mil dólares por una hora de sexo.

Urach ganó Miss BumBum, luego de la fama adquirida por dicho triunfo, se convirtió en una prostituta muy deseada en el país amazónico según sus relatos. Ahora escribe un libro para que jóvenes como ella no sigan sus equivocados pasos.

Andressa calcula que se acostó con miles de hombres, desde cantantes, modelos, empresarios, deportistas y actores. También recibió más de 31.000 dólares por convertirse en la “novia” de un famoso cantante de country, aunque él no tenía idea de que su agente le pagaba a la bomba sexy para que mantuviese la relación por seis meses.

“Convertí mi cuerpo en una pieza barata de mercancía, entregué mi intimidad a miles de hombres en solo 27 años de vida”, dice la joven.

Hoy en día es cristiana evangélica luego de estar muy cerca de la muerte. Una cirugía estética fue la causa.

“Yo acepté formar parte de orgías solo para estar cerca de gente famosa, convencida de que eso me llevaría a algo mejor (…) fui parte de las escenas más humillantes para cualquier mujer … maníacos, pervertidos, ladrones, pedófilos, sadomasoquistas. Encontré satisfacción en recibir e infligir dolor durante el sexo, estaba obsesionada con el placer de ser sumisa. Yo tiré mi honor como un pedazo de basura. Lo hice todo por fama y fortuna”.

“Por desgracia me convertí en una de las prostitutas más caras y deseadas de Brasil. Mi cuerpo era perfecto por toda la cirugía plástica y los esteroides que tomaba; llamaba la atención. Hacía apariciones en locales nocturnos y si allí había algún cliente interesado en pagar por tener sexo conmigo se hacía la negociación y luego se hablaba con el manager del club; pero todo era autorizado antes por mí. Yo le daba el sÍ o no a cada propuesta antes de cerrar el acuerdo”, relató.

Contó que había “reglas estrictas”: “No se permitían ni fotos ni vídeos. Eran solo dos horas dentro de un cuarto. El pago completo debía ser por adelantado, entre el cierre del negocio y antes del encuentro sexual”.

Andressa asegura que se acostó con Cristiano Ronaldo, quien en el momento tenía novia, en su apartamento en Sao Paulo. Dice que el futbolista le dejó un morado en su pecho causado por un mordisco en la cama.

“Me dijo que su relación con Irina no era nada serio”