PSG recibe ira de Cavani por su papel de ‘segundón’

El delantero uruguayo no vive su mejor momento en Francia y de a poco demuestra que planea salir de París

 

Edinson Cavani desata un nuevo lío dentro de París Saint Germain, luego del ‘penaltygate’ que protagonizó con Neymar Jr en el arribo del brasileño a Parque de los Príncipes, el ariete sudamericano estaría en el ojo del huracán por su actual rendimiento.

El delantero charrúa estaría cansado de ser el ‘segundón’ del equipo y porque es el único que realiza labores defensivas entre los demás atacantes, hecho que le haría bajar su poder goleador y que se ve reflejado en las estadísticas donde en materia de goles está por detrás del carioca y de Mbappé.

Cavani / Agencias

Según información de Le Parisien, Cavani está harto de trabajar para otros y que él sea el único que tenga que acudir en la ayuda en las demás posiciones de la cancha, alejándose de la portería rival. Este hecho lo tendría molesto con Thomas Tuchel, quien al parecer ya habló con el uruguayo luego de perder ante Liverpool. todas las miradas están en el rendimiento de Edinson en los próximos encuentros.

 

El clan brasileño de PSG quiere largar a Cavani

Edinson Cavani no lo pasa bien en PSG, aparte de lo deportivo, su estancia en los últimos meses en París no es del todo buena y ante la salida de varios de sus mejores compañeros que hablan español, el delantero se habría planteado buscar nuevos aires.

La razón no es justamente que jugadores como PastoreBerchiche y Lo Celso se hayan marchado a distintos destinos, sino que dentro del equipo de Parque de los Príncipes existan clanes, así se haya desmentido en más de una ocasión, están los brasileños con Neymar a la cabeza y compuestos por Thiago Silva, Dani Alves y Marquinhos.

Algo que no ayuda a la sana convivencia del goleador uruguayo con el clan carioca, es el hecho de que aún no se olvida de aquella ocasión cuando recién llegó la estrella brasileña y quiso ponerse por delante de él en los cobros de penalty adueñándose de ellos.

entrada Messi