Puerta Sebastián Viberti, homenaje a una leyenda