Los castellanos dan un paso adelante para empezar a escalar y luchar por la permanencia

LaLiga SmartBank-Jornada 9

Mirandés 1
Lugo 1
Ficha técnica
Mirandés: Limones; Alexander González, Cristian Goncález, Odei, Kijera (Íñigo Vicente, 86′); Antonio Sánchez, Malsa (Guridi, 73′), Merquelanz, Álvaro Peña (Matheus Aias, 63′), Álvaro Rey; Sousa.

Lugo: Cantero; Campabadal, Peybernes, Pita, Josete, Lebedenko; Seoane, Borja Domínguez, Álex López (Gerard Valentín, 63′); Cristian Herrera (Tete Morente, 87′), Manu Barreiro.

Goles: 0-1 Manu Barreiro (p) (71′), 1-1 Matheus Aias (90+3′).

Árbitro: Juan Luis Pulido Santana (comité de Las Palmas). Amonestó a Gerard Valentín ((73′), Kijera (75′), Sousa (88′), Álvaro Rey (90+2′), Cristian González (90+6′).

Incidencias: Estadio Municipal de Anduva (2.960 espectadores).

Mirandés Lugo firmaron las tablas donde el Lugo tuvo la superioridad en el marcador hasta casi el final del partido, pero el dominio en el juego fue de los burgaleses, que gozaron de las mejores ocasiones durante todo el encuentro. Así fue tal que encontraron el premio del empate al filo del pitido final.

Eloy Jiménez quiso dar una revolución en su once sentando a su hasta ahora guardameta titular, Alberto Varo. E hizo debutar esta temporada a Cantero y Josete Malagón.


Cambió el once pero no su disposición en el campo, el Lugo salió demasiado defensivo y el Mirandés tomó la iniciativa desde el pitido inicial.

Los de Iraola gozaron de varias oportunidades para adelantarse en el marcador en los primeros compases de juego, pero ni Álvaro Rey ni Álvaro Peña lograron adelantar a los locales.

Justo antes del descanso, Odei salvó “in extremis” un balón que se colaba en la portería de los burgaleses. El Mirandés fue superior en la primera mitad pero Cantero se mostró seguro en su debut y el Lugo tuvo la oportunidad de irse con ventaja al descanso.

La segunda parte tuvo un guión similar a la primera, con un equipo rojillo que era el dueño del partido y un Lugo que primaba la defensa al ataque.

Sin embargo el fútbol es caprichoso y serían los gallegos los que se adelantarían primero. Rondaba el minuto 70 cuando el VAR veía una acción punible en el área rojilla sobre Lebedenko y el árbitro señalaba la pena máxima, que Manu Barreiro se encargó de transformar para poner el 0-1.

El Lugo puso el cerrojo ya que se iba con un premio que no iba acorde con lo visto en el campo. El Mirandés lo siguió intentando y el asedio iba a ser claro hasta el final del encuentro, pero Cantero se seguía mostrando muy seguro.

Tanta insistencia tuvo su recompensa y el premio llegó en el último suspiro. Con el partido casi sentenciado, Matheus cazaba un balón en el corazón del área aprovechando un fallo en la zaga lucense e introducía el balón dentro de la meta visitante para delirio de la afición burgalesa.