Los usuarios empiezan a manifestar su disconformidad con las bajas temperaturas que aclimatan los supermercados de Juan Roig

Como todos los supermercados, estos se centran muy bien en sus tiendas en lo que tiene que ver con la conservación de la cadena del frío de los alimentos, desde su almacenamiento en los establecimientos con los clientes hasta el momento de que estos se lleven los productos hacia sus casas. Y en esto Mercadona ha llamado la atención.

Porque en su búsqueda intensiva para otorgar los mejores productos en las mejores condiciones posibles, desde hace un tiempo se viene observando que en sus supemercados Mercadona viene atesorando unas condiciones climáticas de la que muchos clientes y usuarios que asiduan los supermercados empiezan a comentar.

Y, en algunos casos, no para bien. El motivo de ello que es tanto durante la compra como para el fin de recogida de estos productos en casa, Mercadona se quiere asegurar que llegan en perfecto acondicionamiento y estado para cuidarlos, especialmente en lo que tiene que ver a la hora de dejarlos en nuestros hogares.

Mercadona
El frío de Mercadona enciende a los clientes

Son muchos a los que les ha llamado la atención esta situación de Mercadona

Y es que, sin una buena cadena de frío, lo cierto es que gran parte de estos productos que hemos ido a comparar a Mercadona, en este caso, pueden verse perjudicados y hasta estropearse de mala manera en otros casos más particulares de los que necesitan un confort y atención expresa en todo momento.

Es lo que vemos con muchos de los productos ya aliementos que Mercadona mantiene en sus estantes, desde los congelados hasta los que necesitan de un frío acomodado para consumirlos perfectamente… pero no con este carácter del que en ocasiones hace acortar la vida útil de los alimentos y pasa factura a su calidad… y a tu seguridad.

Mercadona
Las temperaturas son demasiado bajas en Mercadona

No hay ninguna normativa vigente que establezca los límites de temperatura

Es así que una usuaria que acudió recientemente a Mercadona dio pie a ello y explicó que en los supermercados que preside Juan Roig las temperaturas están demasiado bajas, algo que no es del todo acorde hacia los que acuden a hacer la compra. “Hacer la compra en Mercadona es como hacerla en el polo norte”, dijero en Twitter. ¡Jodo qué frío!, explicaron ante el buen apoyo de otros usuarios.

Con esto, y pese a que los productos refrigerados deben mantenerse fríos, en la actualidad no hay ninguna normativa vigente que establezca los límites de temperatura. Lo que está claro es que por encima de los 7 °C empiezan los problemas, pues los microorganismos que viven en los alimentos se multiplican más de la cuenta y pueden deteriorarlos o, en el caso de los patógenos, llegar a causar graves intoxicaciones.