Quico Catalán sigue la sesión a puerta cerrada