Quilmes le ganó a un equipo rojo y hundió a otro