Quintero cruza la línea en Servir y proteger con extorsión incluida

Carlos y Yolanda consiguen información sobre Miriam, en la que encuentran varias incongruencias

Este próximo lunes se emitirán más capítulos de Servir y proteger y allí se verá claramente cómo Quintero ha empezado con una extorsión a Vega. Una situación que cada día se pone más compleja y que tiene a la expectativa no solo a los espectadores, sino también a los protagonistas de la serie.

Así mismo, todo puede salir previsto para Quintero. Vega cae en la trampa que, junto con Jota y Eduardo, han preparado para ella. A partir de ahora, la inspectora jefe de Distrito Sur estará a las órdenes de Quintero si quiere mantener intacta su reputación y la memoria de su padre.

extorsión servir proteger
Quintero sigue en alerta

La extorsión en Servir y proteger tiene a Vega bastante preocupada 

Cabe recordar que la investigación de Iván dio sus frutos y terminó averiguando quién mató a Abad. Sin embargo, antes de que pudiera seguir adelante con sus pesquisas alguien le disparó: fue Miriam, ella es la asesina y trabaja para Argos. Por fortuna para el policía, Carlos llegó a tiempo de salvarle la vida.

Por su parte, Vega fue chantajeada nuevamente por su exmarido y, harta de sus amenazas, le apuntó con su arma, sin saber que Víctor los observaba. “No vuelvas a acercarte a mí, ni amenazarme con decir que soy una corrupta”, dijo ella. Salas, que escuchó todo, se lo contó a Quintero.

Desde el lunes se puede ver a Félix tener una fuerte discusión con Carol por el tema de los hijos 

En comisaría, Joel fue detenido y confesó que traficaba con medicamentos del centro de salud. Mientras tanto, aconsejado por Miralles, Néstor decidió asumir la amistad de María con Quintero, pues sabe que sus celos podrían suponer un problema en su relación con la hostelera. Aquí todo empezó a ponerse más complicado.

El lunes se puede ver que a pesar de los deseos de Félix, tener hijos no entra en los planes de Carol, por lo que comienza a tomar anticonceptivos, algo que él descubre. Sheila pierde a uno de los perros que estaba paseando y no tiene más remedio que acudir a Espe.

Berlín Casa Papel