Rafa Nadal quita a los bancos la inversión de su patrimonio

El mejor tenista del planeta junto a un conglomerado de deportistas han buscado soluciones al problema bancario actual

Los deportistas de alto rendimiento no solo tienen su mente puesta en el desarrollo de sus actividades profesionales, también aglutinan desempeño en materia financiera. Rafa Nadal es uno de ellos, ya que debe preservar su patrimonio y de ahí que salga a flote todo este fenómeno.

En una última intervención, la mutua de los deportistas españoles, ha decidido que se va a separar del efecto que genera la inversión de capital en banca privada. Pues como es apenas normal, la baja rentabilidad por mantener los índices altos de su capital han hecho que se reversen contratos que en completo superaban los 210 millones de euros.

Nadal peineta
Nadal, abre polémica por manejo de su fortuna

Las decisiones de Rafa Nadal en torno a su patrimonio deja lugar a interpretaciones profesionales

Para poder contextualizarlo mejor, lo que ha sucedido con la entrada de la pandemia ha sido que el fondo de inversiones ha decidido minimizar el riesgo por el bajo nivel de ganancia. Lo que ha hecho que no se vea reflejado el capital de antes y eso ha llevado a la mutua donde están Sergio Ramos e Iker Casillas a dar un paso al costado.

Ya de hecho han cancelado contratos con: Credit Suisse, A&G, CaixaBank, KBL y Banca March, además de BNP Paribas. A eso hay que sumarle la volatilidad que se sitúa entre el 2 y el 3%, que va de la mano con la implicación de la desaparición en los gestores mandatados. Un juego de la banca que lo único que interpreta es posibilidad de pérdida mayor al común.

Las soluciones aunque parecieran sensatas tienden a seguir a la baja en cotización

Percatado de todo esto, han bajado la incidencia de de los fondos de inversión y han capitalizado adquiriendo bonos que a gestión directa consiguen un ahorro del 100%. Pero claro, eso tiene sus limitantes, ya que en el 2020 por ejemplo el retorno fue del 0,29%, mientras en 2019 fue del 1,61% positivo.

Tema que para 2022 tiende a empeorar. Por eso han buscado insertar en bolsa, que al contrario de lo que muchos creían, ha rendido mejor en 2021 que en el resto de años de referencia. Es un salto positivo a los bonos, que en tendencia han reportado pérdidas generalizadas. Asunto a seguir.

Alonso Bahrein