RC Celta obligado a comerse el contrato de Santi Mina

El futbolista ha sido condenado por el delito del que se le señalaba y el club céltico no sabe que hacer

Finalmente el delantero del RC Celta, Santi Mina, ha sido condenado a cuatro años de prisión y a pagar una multa de 50.000 euros a su víctima. Recordemos que el futbolista era señalado de agredir sexualmente a una joven en Almería en el año 2017. La sección tercera de la Audiencia provincial de Almería, ha encontrado culpable al jugador de 26 años.

Aunque Santi Mina tiene la posibilidad de recurso ya que es una sentencia preventiva y no firme, el club gallego busca todas las opciones posibles para apartar al futbolista del equipo. Su presidente Carlos Mouriño se ha referido a la lamentable situación que arrastra a la imagen del Celta. Por ahora lo único que pueden hacer es apartar al jugador de la plantilla.

Celta Santi Mina
La sentencia a Santi Mina fue preventiva y no firme, esto lo ampara de no ser despedido del club.

El Estatuto de los Trabajadores protege a Santi Mina de un despido por parte del RC Celta

El presidente y los directivos del Celta coinciden en que el atacante vigués no solo debe ser apartado del equipo sino que también despedido y vetado para siempre. Sin embargo, el Estatuto de los Trabajadores ampara al jugador y su contrato no puede ser rescindido así como así. Existen algunos artículos que protegen la situación contractual del delantero.

En primer lugar, Santi Mina fue condenado a primera instancia y con opción a recurso, la sentencia no es firme. En caso de que tenga que entrar a un centro penitenciario, su contrato se suspende pero no se cancela. Hasta el verano del 2024 terminará la obligación contractual entre las dos partes (jugador – equipo) y en ese tiempo Santi Mina seguirá recibiendo su salario normal.

Un abogado especialista en Derecho Laboral afirma que el Celta si puede despedir a Santi Mina sin sentencia firme

Fabián Valero, abogado especialista en Derecho Laboral, explica que si es posible cancelar el contrato del jugador, así tenga una sentencia preventiva. Este apela a la imagen del Celta, la cual ha sido manchada y menoscabada por un acto extradeportivo perpetrado por uno de sus jugadores. “El artículo 17.2 Del Real Decreto que regula la actividad laboral de los deportistas profesionales permite sancionar a estos trabajadores cuando sus actividades extra deportivas menoscaben de forma notoria la imagen del club” explica el hombre de derechos.

Por último, Valero argumenta que el. RC Celta no solo es un equipo de fútbol, sino la construcción de muchos factores sociales que dan identidad a Vigo. “La imagen del Club es el resultado de un proceso colectivo, construido con dedicación y trabajo a lo largo de los años. Todos los integrantes del Club son, por tanto, responsables de conservar y mejorar la imagen de confianza, credibilidad y fidelidad de los seguidores. Esta tarea es fundamental para continuar en el camino de la excelencia y ejercer una buena influencia en la comunidad en la que actúa”.

Osasuna Seoane