RCD Mallorca acaba con las cantadas de Reina gracias al PSG

Podría acabar llegando un jugador de recorrido y talento en el puesto indispensable para exponer la intensión de permanencia

No ha sido para nada sencilla la transición del RCD Mallorca entre mantener la atención puesta en sostener la categoría, y las distintas variantes que se presentan en el curso habitual. Por ejemplo, el bajón de rendimiento en el arco, gracias a la lesión de Dominik Greif y el pobre performance de Manolo Reina.

El PSG entra en una instancia en la cual pone a disposición un jugador con el que poco y nada se cuenta. Se trata de Sergio Rico, ex del Sevilla que busca una oportunidad en el mercado para seguir creciendo profesionalmente. Es la chance perfecta para seguir su avance y dar una mano a un equipo que sigue luchando codo a codo con Cádiz y Levante. Todo esto sepulta sin duda a Manolo Reina en un Mallorca que evidentemente necesita sumar ya.

Sergio Rico Valencia
Sergio Rico no tiene minutos en el PSG y contempla su salida del equipo francés en enero.

Con el rendimiento de Reina, es indicado empezar el remate de temporada en el Mallorca con un efectivo que garantice seguridad

La actualidad de Sergio Rico es una completa incógnita. No juega y es que parte de esa premisa se debe a la alta competencia que tiene en su interior. Con Donnarumma y con Keylor Navas por delante, ni siquiera los partidos de Copa son un escenario para que exponga sus reflejos y liderazgo.

En Mallorca entre semana tuvo que jugar Leo Román, que más allá de su inexperiencia ha demostrado ser un portero seguro, tranquilo y con condiciones. Lo que sucede es que para definir este aspecto es propicio dar un paso al frente y eso solo se gana con la suma de elementos de gran tallaje. Mantenerse en primera es el objetivo de todos y solo de esa forma es eso posible.

Las condiciones están al caer, la decisión depende del entorno del jugador

Por ahora lo que se ha dicho es que para que Rico acabe firmando solo se va a contemplar una oferta de cesión, sin opción de compra. Lo que le da poco kilometraje, pero tiene a la mano una excelente oportunidad de dar un paso al frente. El jugador es consciente y está tratando de forzar su salida, pues necesita de los minutos y el regreso a LaLiga le motiva.

Restan tan solo detalles, el campo salarial está definido y el pago por la cesión de la misma manera. En todo caso en la isla balear no quieren esperar más tiempo, se agotan los recursos y las jornadas no paran de transcurrir. Veremos si se concreta o termina siendo uno más de esos efectos especulativos que rondan en el entorno.

Carles Pérez Valladolid