Real Madrid – Celta de Vigo

El más reciente ha sido el piscinazo de Cristiano Ronaldo, que provocó el penalti que puso por delante al equipo blanco tras convertir desde los once metros el propio portugués.