Dos elementos cedidos tienen todo listo para retornar en verano por petición del entrenador y el beneplácito del presidente

Florentino Pérez y Zinedine Zidane tienen claro que para asegurar el éxito tienen mucho trabajo por delante. Para empezar deberán conseguir figuras en los mercados, y retornar a quienes vienen cumpliendo loablemente sus actuaciones lejos del Bernabéu. Para ello han decidido trasar un plan, en donde no solo las salidas marquen el terreno de tránsito, sino donde las incorporaciones a coste cero sean esencia de la consolidación de un grupo fuerte.

En ese contexto hay varios jugadores que no cuentan para Zidane, y a los cuales se les debe dar salida, concretamente dos. Ellos, dejarán los cupos libres, que será ocupados por Acharf Hakimi y por Martín Odegaard. El primero del Borussia Dortmund es el jugador clave, el que todos esperan como revulsivo por cualquiera de las dos bandas, donde claramente vienen experimentando falencias.

Zidane/EFE

Suplir tanto a Carvajal como a Marcelo es uno de los temas de mayor relevancia en este instante, y ese jugador tiene todo para salir adelante. Por muchos es considerado el mejor del planeta, gracias principalmente a ese apoyo que mantiene en ataque, y a la solvencia defensiva. Además, tiene mucho gol, seis en total, sumado a cuatro asistencias en lo que va de temporada habla excelente de él.

Odegaard, la solución esperanzadora del merengue

Pero claro, la defensiva es importante, pero atacar lo es mucho más en equipos como el Real Madrid. Por eso han decidido hacer un espacio para Martín Odegaard, medio ofensivo que viene cumpliendo con creces su momento en la Real Sociedad. Allí, ha destapado su mejor fútbol, se ha consolidado, y hasta se ha ganado el rótulo de ser el mejor jugador de LaLiga hasta el momento.

Tiene contrato hasta 2021 en Anoeta, pero entrados en gastos Florentino y compañía han decidido abonar la cláusula por llevarle de regreso cuanto antes, aprovechando la coyuntura de sus líneas oficiales. Será sin dudas un verdadero hit, del cual nadie se puede privar en este instante. Es líder, crea, se combina, es rápido, tiene inteligencia, dispara y hasta anota. Todos aspectos nuevos, de los cuales jamás mostró mientras estuvo con la elástica merengue.

Martín Odegaard/EFE

Ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad, y ahora más que nunca Zidane parece inclinarse. Ha levantado el pulgar, les ha dicho que sí y a partir de este momento todo depende de los acuerdos internos que se logren en los escritorios. Florentino parece no tener inconvenientes con la gente de la Real, y si todo sale bien, estarán a órdenes del francés apenas regresen todos de sus vacaciones.