El Real Madrid recurrirá al descarte como opción viable para rebajar el precio de un objetivo

El Real Madrid ha visto como no ha conseguido cerrar a ninguno de los ansiados objetivos que tenía el conjunto blanco encima de la mesa para el centro del campo. Ni Eriksen, ni Pogba ni Van de Beek llegarán a la entidad merengue esta temporada, siendo el motivo final que ha llevado al club blanco a buscar una alternativa.

Es por ello que el nombre que suena con fuerza en estos momentos es Bruno Fernandes. El jugador del Sporting Portugal se ha dado paso la pasada campaña con su juego demostrando un gran nivel, y este verano estuvo muy cerca de recalar en el Manchester United, después de comprobar su calidad.

Lucas Silva Real Madrid

Finalmente la operación no llegó a buen puerto. De esta manera, y a sabiendas de la situación, Jorge Mendes ha ofrecido al jugador al Real Madrid con la intención de que su representado vista los colores del conjunto blanco la próxima temporada, en una operación que cifran en 85 millones de euros.

Sin embargo, en las últimas horas el club blanco ha decidido incluir a Lucas Silva, jugador brasileño que no tiene ficha con el club pero que todavía es propiedad del equipo (cifrado en 15 millones de euros) en la negociación. Lo que rebajaría hasta los 70 millones de euros el fichaje de Bruno, haciéndolo factible.