Que Neymar no es precisamente bien recibido en el Paris Saint Germain es algo que no sorprende a nadie tras las declaraciones que efectuó, especialmente aquellas en las que dijo que su mejor recuerdo en el mundo del fútbol es la remontada épica del Barça al PSG hace unos años, cuando Unai Emery entrenaba al conjunto francés y el brasileño estaba en las filas blaugrana.

Desde entonces ha dejado claro, por activa y por pasiva, que su intención no es otra que la de regresar al FC Barcelona, para ello habló con Leo Messi y el conjunto culé le dejó claro que antes tenía que pedir perdón públicamente por su forma de salir del conjunto catalán. No son pocas las voces que piden desde Barcelona que el delantero no regrese, pero otras muchas, dado su empeño en volver, lo ven con buenos ojos.

Neymar PSG

Lo que ha quedado claro este fin de semana es que en Francia ya no quieren al brasileño ni en pintura. El PSG venció al Rennes en la Supercopa de Francia por dos a uno, con goles de Ángel Di María y Kylian Mbappé. Precisamente este segundo futbolista fue el protagonista de la imagen de la semana, Neymar iba a colocarse en la foto de la celebración y Mbappé lo apartó a empujones de la misma y sin ningún tacto.

Con la idea de dejarlo todo solventado antes del 11 de agosto (día en el que comienza la Liga Francesa), el entorno de Neymar ya está en Barcelona procurando acercamientos que podrían llevar al brasileño al Barça como cedido con opción de compra. Aunque el delantero puede salir sin problema alguno después del comienzo de la competición, el PSG juega su primer partido en casa y no quieren exponer al jugador al juicio de su público, que esperan no será especialmente bueno.