El Real Valladolid pone en marcha su plan para ingresar 700.000 euros con una venta “invisible”

En las últimas horas se ha conocido que Alfredo Ortuño ha puesto punto y final al contrato que le unía a la UD Las Palmas. El jugador ha optado por rescindir su contrato tras quedarse sin ficha el pasado verano, y encadenar siete meses sin poder jugar tras una temporada de primer nivel en el Cádiz CF. Sus ansias de no esperar le llevaron a firmar un preacuerdo con el Real Valladolid, el cual alejará por completo su sueño de volver a vestir la elástica del club amarillo. 

Valladolid / Agencias

Si el Cádiz CF quiere acometer su fichaje, tendría que indemnizar previamente con 700.000 euros al Real Valladolid, algo que no está dispuesto a hacer el Cádiz, menos aún por un jugador que no tiene contrato. “Se acabó todo, ya no me pueden hacer nada más. Me voy a casa”, con estas declaraciones, Ortuño confirmaba que se quedaría en Cádiz hasta nuevo aviso, pero lo cierto es que si todo sigue el cauce previsto, deberá incorporarse a los entrenamientos con el Real Valladolid una vez el club decida hacer efectiva su incorporación.

Zidane y Floren