Real Zaragoza detecta el gran agujero de gestión de Torrecilla

El fracaso en la administración de la dirección deportiva blanquilla

El presente deportivo del Real Zaragoza pinta de castaño a oscuro y gran parte de la responsabilidad recae en Miguel Torrecilla. El directivo no solo tiene la culpa en que ninguna de sus 8 contrataciones no esté funcionando, sino que aseguró que con dichos fichajes, el club blanquillo estaría en zona de ascenso para la primera mitad de la temporada.

Hoy por hoy marchan en la casilla 16 a 10 puntos del sexto y a 19 del líder Almería. El director deportivo también se escuda en el hecho de que gran parte de los fichajes fueron pedidos por JIM. Lo cierto es que sea quien sea el culpable, el único afectado es el conjunto maño. En esta primera mitad del campeonato, la evaluación de cada jugador es paupérrima en cuanto al nivel futbolístico.

Zaragoza Torrecilla
Torrecilla y JIM deberán sacar al Zaragoza de la crisis deportiva y ponerlo en zona de ascenso si quieren seguir en el equipo.

Miguel Torrecilla de la mano de JIM deberán recomponer el camino del Zaragoza

El director deportivo y el entrenador del Zaragoza, serán los encargados de moldear el plan que tenga como fin, ascender a primera división. Torrecilla deberá sentarse con JIM y ver que jugadores no están rindiendo para empezar a resolver el problema en la plantilla. El gran inconveniente es que ninguno de los 8 nuevos fichajes, ha dado ese salto de calidad que exige el equipo.

Fran Gámez, Borja Sáinz, Petrovic, Álvaro Giménez, Lluis López, Nano Mesa, Yanis y Vada, está respondiendo como se debe. Algunos de ellos ni siquiera son titulares y apenas si acumulan 100 minutos en competencia. Los únicos que se acercan a lo que medianamente se requiere en el Zaragoza son: Fran Gámez y de Vada. Sin embargo en un plano más objetivo, su rendimiento aún es bajo.

6 meses le restan a Torrecilla para enmendar su error y seguir en el Zaragoza

El contrato del director deportivo vence el próximo mes de junio, y ahí será el día en que siga o se vaya, según la gestión que haga en estos 6 meses restantes. Aparte de su tiempo en el club, el Zaragoza está en proceso de cambio de dueños, lo que ocasiona una modificación en todas las ramas administrativas del plantel blanquillo.

Si el conjunto zaragocista consigue el ansiado ascenso a primera, y gran parte de ese logro fue gracias a a la mayoría de los fichajes que trajo Torrecilla, puede que el directivo se quede. De lo contrario, puede estar seguro que en junio saldrá por la puerta de atrás y quedará en ese libro de historia donde nadie quiere estar.

Simeone Zaragoza