Revista gay habla sobre dos jugadores del Real Madrid

La revista Shangay, de contenido dirigido al colectivo homosexual, hace referencia a dos futbolistas del Real Madrid

Actualización 7 de julio de 2020

Álvaro Odriozola tendrá otra oportunidad de luchar por un puesto en el Real Madrid. Es cierto que el titular indiscutible va a ser Carvajal pero Nacho ha desaparecido por completo de los esquemas de Zidane, por lo que el ex de la Real Sociedad seguro que tiene más oportunidades esta vez.

Lo que no imaginaba de ninguna manera era que se podía hacer viral un titular en una entrevista en la que afirmaba que “está enamorado” de Karim Benzema. Evidentemente es amor por su fútbol, por su manera de tratar el balón. Pero en las redes sociales se ha sacado de contexto.

Jugadores Real Madrid
El Real Madrid celebra un gol

Se han hecho tan viral las reacciones que la revista Shangay, dirigida al colectivo gay, se ha hecho eco de los miles de mensajes vertidos en las redes y que tachan de homosexual a Odriozola con comentarios homófobos. Y es que el mundo del fútbol todavía no está abierto a la libertad sexual.

Y claro, de rebote, Karim Benzema, que está siendo el mejor del Real Madrid junto al capitán Sergio Ramos, también se ha visto salpicado por este rumor que se ha ido haciendo cada vez más grande hasta aparecer en esta revista como iconos del colectivo homosexual.

Athletic y Real Sociedad se olvidan de Odriozola

Después de dos años intensos, bonitos y sobre todo servidos para crecer como futbolista tras años de formarse en las categorías inferiores del Real Madrid, Achraf Hakimi jugará la próxima temporada en el Inter de Milán, el cual ya se ha despedido del Borussia Dortmund. Un fichaje que también ha sacudido a la Real Sociedad y al Athletic Club.

El jugador salió hace dos años del Santiago Bernabéu para comenzar una nueva aventura en la Bundesliga como cedido. Dos años de préstamo que han dado sus frutos para hacer de él uno de los mejores laterales derechos del mundo. Sin embargo, eso no le ha servido para ganarse un puesto como titular en las filas blancas, por lo que el Inter de Milán no ha dudado en ejercer la compra.

Achraf Hakimi
Achraf Hakimi en un partido con el Dortmund

El conjunto italiano pagó por él 40 millones a los blancos

Deja por tanto de pertenecer al Real Madrid, que es el club que cierra esta interesante venta por nada menos que 40 M€ más objetivos. Y el jugador marroquí pasa a firmar ahora un contrato de cinco temporadas con los nerazzurri, donde tendrá la continuidad que esperaba en su siguiente proyecto.

Esto deja tocado al club blanco, ya que tendrá que disponer de nuevo de Odriozola, jugador que en principio no entraba tampoco en los planes de Zidane, pero con la marcha de Hakimi se ha visto obligado a respescar al jugador vasco que milita hoy como cedido en el Bayern de Múnich alemán.

Álvaro Odriozola, por su parte, también habría recibido propuestas tanto de la Real Sociedad como del Athletic Club de Bilbao, sobre todo por ser un jugador que había sido formado dentro de las escuelas del club txuri urdin, pero con la operación del futbolista marroquí esto ha hecho romper todas las quinielas para los vascos.

Odriozola
Odriozola con el Bayern

Odriozola, la alternativa del Real Madrid que golpea a los vascos

Así, el jugador donostiarra puede tener una nueva oportunidad en la banda derecha. Desde Mallorca Zidane prefería poner a Nacho antes que a él, la sobriedad del canterano defensivamente le daba más garantías, pero restaba en ataque, ya que el guipuzcoano es mucho más ofensivo, como se vio en el Bayern.

Algo a prestar atención, que es por lo que lo han vuelto a acoger en las filas del Bernabéu, es porque tiene contrato hasta junio del 2024, y mucho fútbol por ofrecer si le dan esa confianza que Zidane solo reserva a los que le han encumbrado en el ranking de los mejores entrenadores del mundo, algo bien pensado con el vasco.

Zidane cada vez más parecido a Simeone

El Real Madrid está a un paso de ser campeón de la Liga Santander. Los de Zidane aventajan al FC Barcelona en 4 puntos cuando restan tan solo cuatro jornadas por disputarse. Una distancia que jamás se ha remontado en la historia de la Liga a falta de 4 partidos para el final. Por tanto, si no pasa nada paranormal, los de Zidane serán campeones.

Pero que el arbusto no nos impidan ver el bosque. Han sido muchos los factores que han influido para que el Real Madrid esté a estas alturas líder. Y seguramente la más importante haya sido la irregularidad de un FC Barcelona que ha dejado escapar puntos en partidos muy asequibles.

Zidane y Simeone
Simeone y Zidane entrenadores de Atlético y Real Madrid

Zidane cada vez es más Simeone

Los aficionados más exigentes del Real Madrid no están muy contentos con el juego exhibido. Es más, en los últimos tres partidos, en los que los de Zidane han sellado el liderato gracias sobre todo a los dos pinchazos del FC Barcelona, el Real Madrid tan solo ha sido capaz de ganar 1-0.

Mayor gravedad cobra la estadística si añadimos que en dos de esos tres triunfos, el gol llegó de penalti en el tramo final. Lo que demuestra que en juego, el conjunto de Zidane, a día de hoy, no está ni mucho menos para tirar cohetes. Y eso cabrea de lo lindo a Simeone.

Hasta en los cambios empieza a notarse la ansiedad. Por ejemplo, en el último triunfo de este domingo en San Mamés, Luka Jovic entró en el minuto 93 con la única misión de ganar tiempo. Algo que el Real Madrid en los últimos años siempre ha echado en cara a Simeone y al Atlético.

El Real Madrid muy lejos del nivel exigido

Es cierto que nadie pone en duda la justicia de los resultados. El Real Madrid ha sabido hacer su partido y ha obtenido el premio del triunfo, sin brillantez, pero con un sistema defensivo impasible y un Courtois que será el Zamora si no pasa nada extraño.

Pero a un equipo como el Real Madrid hay que pedirle mucho más para estar satisfechos. Deben jugar bien, marcar goles, hacer gala de lo que son, uno de los mejores equipos del mundo. Pero sus jugadores franquicia no están muy allá. Desde Cristiano Ronaldo no existe un líder que asuma ese papel.

Raúl Schalke