Revolucionaria terapia de Un Doctor en mi casa cambia la vida de paciente crónica

El Dr. Armas propuso unas medidas para hacer más llevadera la fibromialgia de Yolanda

Como un trueno ha llegado Un Doctor en mi casa a la televisión. Un programa hecho para aprender diferentes tratamientos médicos, además de lograr aliviar dolores de pacientes que contactan con el espacio del doctor Julio Armas después de pasar mucho tiempo desesperados con sus dolencias. Ese fue el caso de Valentín Cortés, quien puso la primera piedra para llevar de la mejor manera su vida, así como a una familia donde la narcolepsia está muy presente en su día a día.

Tanto Loli madre como Loli hija sufren de una enfermedad que cambia totalmente el día de cada una de ellas. Ambas tienen narcolepsia, lo que les provoca un desbarajuste en el transcurso de cada jornada, impidiendo incluso el trabajo de cada una de ellas. Para mitigar lo máximo posible esta enfermedad, el Dr. Armas acudió a la llamada de ambas y procedió a ver cómo se comportan normalmente. De hecho, incluso llegó a experimentar como la madre se quedó dormida hablando con él. Para solucionar esto, el médico aconsejó a ambas llevar una vida más activa con ejercicio físico y una alimentación más controlada. Algo que empezó a darles resultado muy pronto a ambas.

Un Doctor en mi casa

En esta ocasión, el Dr. Armas visitó a una paciente que sufre de fibromialgia, lo que le impide llevar una vida normal. Ella es Yolanda, una algecireña que lleva teniendo dolencias desde hace cuatro años sin dar con una solución efectiva. Para ello, llamó a Un Doctor en mi casa y así poder comprobar de primera mano si existe alguna manera de mitigar esa enfermedad crónica.

Yolanda comenzó contándole al Dr. Armas que siempre ha sido muy activa, tanto en el trabajo como en sus aficiones. La mujer de Algeciras ha estado trabajando desde auxiliar de geriatría a camarera de piso. Además, ella habló también en Un Doctor en mi casa sobre la pasión que tiene con el baile flamenco.

Un Doctor en mi casa

Una vida que cambió desde que comenzó a sufrir la fibromialgia hace cuatro años. Algo que le cambió totalmente la vida, como comprobó el Dr. Armas en primera persona. Por eso, el médico de Un Doctor en mi casa optó por recomendar a Yolanda una terapia con sesiones de Taichí y Mind Fulness. Unas recomendaciones que comenzaron a hacerle efecto desde el principio, logrando un cambio total en su actitud. Tanto fue que incluso el doctor se alegró enormemente de ver de nuevo la sonrisa en la cara de la algecireña.