Rosell hace caso a Guardiola

Parece que por una vez, Sandro Rosell y Pep Guardiola están de acuerdos en algo. Cuando el entrenador abandonó el FC Barcelona, recomendó rodear a Leo Messi de las personas que le hicieran feliz, para lograr así pleno rendimiento del que es el mejor jugador del mundo. Esa estrategia parece que es la que el presidente ha seguido para fichar al ‘Tata’ Martino, entrenador rosarino por el que Messi siente una gran admiración.

La influencia de Messi parece que fue vital a la hora de descartar a Luis Enrique por el rosarino, aunque el futbolista asegure que no haya tenido nada que ver. Desde luego, Messi comenzará el curso con un preparador de su agrado, de los que le gustan y que hará todo lo necesario para que el crack esté contento sobre el terreno de juego.

obligaciones Laporta