Rotaciones en Balaídos para mantener la tensión y el liderato