Roura: “Cuando uno tiene al mejor jugador no hay palabras”