Rubén asombra en First Dates al explicar la técnica del martillo

La cita en el dating show ardió con los temas sexuales sin tapujos

Más del 50% de las citas en First Dates tienen como tema central el sexo y sus derivados, y en el caso de Inés y Rubén. La conversación acerca de este pasatiempo favorito para muchos, se desarrolló muy natural entre los comensales. Pero la audiencia disfrutó de todas las ocurrencias con las que salió el joven al explicar sus posturas favoritas.

Lo curioso del asunto es que en la llegada de los dos al restaurante de Cuatro. La timidez relució el recinto gastronómico y Carlos Sobera fue testigo de ello. Pero cuando empezaron su velada e intercambiar información cotidiana. La cita empezó a tomar vuelo y los jóvenes encontraron gusto y química. Lo mejor esta por llegar.

Rubén First Dates
Los dos comensales se desenvolvieron maravillosamente con el tema sexual en First Dates

Rubén dejó sus estudios universitarios para ser policía e Inés escogió una carrera donde no tuviera que estudiar

Cuando empezaron a conversar acerca de sus ocupaciones, el chico confesó que prefirió dejar su carrera universitaria para convertirse en un servidor público, más concretamente en policía. Un giro bastante brusco. Mientras que Inés escogió una carrera en belleza y cuidado personal para no tener que estudiar mucho.

La chica le comentó que en su clase estaban buscando un modelo para hacer una depilación, y terminó por hacerle la propuesta a Rubén. El aspirante a policía aceptó encantado. Luego llegó el momento donde los dos disfrutaron la cena con los temas más picantes y en los que los humos se subieron a tope.

Inés y Rubén nadan como peces en el agua tras tocar el tema sexual en First Dates

El comensal inició la picante conversación diciendo que era muy bueno en la cama y que su mejor talento era una postura en concreto llamada El Martillo. Inés quedó desubicada pero con mucha intriga y obviamente no dudo en preguntarle a Rubén de que iba tal postura que lo convierte en todo un experto.

“Es una variante del misionero pero poniéndote medio sentado. Es una postura inventada por mí. Un día en mi casa me la inventé”. Declaró el chico que orgulloso seguía dando catedra. El momento final llegó con una decisión unánime y los dos decidieron seguir la velada esa misma noche. Ambos quedaron en ir a tomar algo luego de salir del restaurante.

Ibai First Dates