Salta la sorpresa en el Real Valladolid con sustituto de Sergio González

No se descarta la renovación radical del club pucelano independiente si sostiene o no la categoría

La última jornada de LaLiga Santander va a tener demasiados condimentos especiales, pero el que más sin duda, es el que abarca la posibilidad de descenso establecida por los lados del Real Valladolid con Sergio involucrado y su especulación de sustituto. En realidad sus probabilidades caen de la mano con un hecho crucial que es ganarle al líder y favorito al título, además de esperar que dos de sus rivales directos no sumen más de un punto; complicado pero no imposible.

Para ello la junta directiva ya ha empezado a planificar una serie de repercusiones directas en donde destaca como era de esperarse la revolución del banquillo. No van a continuar patrocinando un proyecto débil, que desde la zona de mando se deja notar flojo. De manera que Sergio vivirá hoy su último choque y el candidato a sentarse ya está saboreando su nuevo rol.

Valladolid Sergio Gónzalez
El Real Valladolid ya ha decidido al sustituto de Sergio González

Con Ronaldo en su llavero de amigos, el sustituto de Sergio González ya viene manejando informes sobre el equipo principal

Una decepción, en algún momento de la campaña se creyó que iba a ser pasajero y que los resultados iban a llegar, pero el equipo jamás respondió y ese es un hecho directo. Ahora, ya mucho más centrados, desde Ronaldo en adelante creen que es necesario incluir a Julio Baptista en el trabajo de entrenamiento en propiedad. No solo posee la experiencia, sino que viene trabajando en divisiones inferiores.

Su amigo le ha extendido la mano y le posiciona por delante de Guti. Para ellos resulta mucho más beneficioso acceder a este entrenador que al otro referenciado y él desde su profesionalismo acepta el reto. Tiene muchos conceptos modernos, y se ha formado en los mejores centros de fútbol. Tiene espíritu competitivo, y para Ronaldo estaría perfecto para iniciar de cero este proyecto.

Los cambios no paran ahí, más arriba se empiezan a ver los efectos del desastre

TY para que el cambio sea rotundo, la junta también ha decidido meter mano en otros roles, como en el de la dirección deportiva. Allí saben que deben gestionar con mayor vehemencia y albergar un mejor trabajo. Lo hecho hasta acá poco y nada ha servido, además de dar a sus seguidores la peor noticia posible. Para ese cargo tienen pensado incluir a Fernando Hierro, otro viejo conocido del grupo de amigos.

Hierro trabajó con la selección de España y tuvo buenos momentos. Supo canalizar un instante complejo y le puso el pecho a la brisa en contra cuando Lopetegui fue destituido en plena previa de un mundial. Hoy sabe que debe extender su mano y ayudar, y para ello se ha mostrado complacido. Estos serían los movimientos, esperando eso sí a las eventualidades del partido de esta noche.

Roberto Jiménez