Saltan chispas en Al rojo vivo con cambio de bando de Ferreras

Los afines a Podemos no dan crédito al cambio de actitud del presentador de La Sexta

Ferreras ha regresado de sus vacaciones con un objetivo ambicioso: generar todavía más periodismo en Al rojo vivo. Sin embargo, nadie podía esperarse el cambio de actitud que se ha ido viendo en sus exposiciones. Un Ferreras que ahora es tachado de defender más y mejor a la derecha española, sobre todo a un Partido Popular que nunca fue santo de su devoción.

Pero las malas lenguas dicen que sus amistades, al final, ejercen ese poder necesario en un informador. Y ya sabemos que tipo de amistades tiene Antonio García Ferreras. Florentino Pérez, Eduardo Inda… sin duda el bando opuesto al que suele defender.

Al rojo vivo
Ferreras en Al rojo vivo

Cambio de actitud de Ferreras

Pero esta nueva temporada de Al rojo vivo, Ferreras ha querido dejar muy claro desde un principio que quiere borrar esa imagen que se ganó a pulso durante el confinamiento. O al menos eso da la sensación a juazgar por sus dos primeros días.

Porque si el primer día Ferreras ha tenido un incidente tildado de racista, al decir eso de “los africanos, a veces, también se bañan”, en su segundo programa directamente se ha metido en un jardín del que le va a resultar muy difícil salir.

Al rojo vivo
Mesa de debate de Al rojo vivo

Ferreras defiende al PP

Y es que de repente, Ferreras, dejó helados a los espectadores de Al rojo vivo al salir en defensa del PP. Del actual PP. En palabras de Ferreras, este actual Partido Popular no tiene nada que ver con las corruptelas de Mariano Rajoy, Arenas, Bárcenas y compañía…

Unas palabras que han sorprendido mucho a los espectadores, sobre todo a aquellos afines a Podemos que no han dudado en cargar contra Ferreras y acusarle de defender a sus amiguitos fascistas para seguir comiendo y cenando en jugosos restaurantes.

Isidro en First Dates