Sanción ejemplar para el jugador croata que hizo el grito pro-nazi

Simunic se quedará sin Mundial. Foto: Agencias

En el fútbol se han visto escenas en las que el deporte y la política, que han sido protagonistas. Y cuando se juntan, pueden pasar cosas muy malas tanto para el club, como para el propio jugador que hace hincapié en hacer gritos, protestas, o símiles que afecten en clave anímica por las ideologías que causen diversos futbolistas. Y es que a un jugador muy conocido, como es Josip Simunic, se quedará sin mundial por promover un grito nazi.

Todo vino a raíz de la celebración de un gol, que el propio jugador croata, en un partido que disputaban la selección de Croacia frente a la de Islandia. Fue hacia la afición e hizo un grito ‘ustachi’ que son los fascistas neonazis croatas. Al club éste grito le ha supuesto que tengan que abonar una multa, que será de 30.000 francos suizos, y la suspensión de diez partidos con la elástica croata, al defensa del Hoffenheim.

Celta Marc Roca