Scepovic arregló su viaje a Belgrado para poder jugar el domingo en Eibar