Schuster, ilusionado “desde la primera cita”