Scott Redding pasa por el quirófano para solucionar sus problemas en el antebrazo