Sergio y Maddie arrasan en First Dates con la cita más escandalosa

El comensal de las 325 mujeres, y del que espera que la chica de hoy sea la 326

Maddie quien visitaba First Dates por tercera vez, tuvo la oportunidad de conocer a Sergio. Un galán y toda una maquina sexual que ha estado con 325 mujeres diferentes. “soy un rompecorazones, incluso un poco cabrón. En 325 mujeres perdí la cuenta de las chicas con las que he estado, soy un empotrador” afirmó sin pudor el hombre.

Luego añadió “He tenido tres o cuatro relaciones, y la más larga ha sido de un año, pero es que a los 6 meses ya me había cansado. Me gusta estar con varias mujeres diferentes, si estoy con una sola me canso. Pero cuanto más cabrón soy, más les gusta”. Su cita se presentó como una mujer fogosa y llena de mucha pasión.

Maddie First Dates
Sergio admitió que ha tenido 4 relaciones estables, y ha estado con 325 mujeres en la cama.

Maddie, la rumana que visita First Dates por tercera vez esperando que sea la cita cumbre

La mujer que se definió como una chica muy apasionada en el amor, reveló que visita el programa por tercera vez y romper la maldición. “soy muy ardiente y fogosa, me gusta me gusta jugar y hacer cosas nuevas, Creo que no estaban a mi altura”. Además busca un hombre que la quiera mucho pero también que tenga bastante dinero.

“Busco un hombre que sea educado, que me trate bien y que tenga dinero. Porque a mis los hombres me invitan a cenar en sitios de 100 o 200 euros por persona. He cenado en los mejores restaurantes de Barcelona” afirmó Maddie. Sergio admitió que le gusta el dinero y que siempre trata de vestir lo más elegante. De hecho tenía un Rolex en su mano.

Los detalles de Maddie y Sergio que arruinaron la cita en First Dates

Cuando los dos empezaron a intercambiar datos, gustos, aficiones y demás, todo transcurrió normal. Sin embargo empezaron a venir algunos detalles que hicieron de la cita un infierno. Cuando pasaron al privado, la mujer empezó a tomarse muchas selfies, esto le incomodo mucho a Sergio que prefirió no seguir participando de ellas.

Pero el detalle clave fue cuando llegó el momento de pagar la cuenta. “No te hagas la boba, pagamos a pachas. La primera cita siempre a medias”. Ese comentario descolocó a la catalana que en la decisión final se despachó. “Ni hablar, me parece un chulo de barrio y no está a mi altura. Me gustan los tíos elegantes, cultos y que sepan hablar con una mujer”. Sergio tampoco quiso quedar con Maddie por según el, es muy vanidosa.

Supervivientes eliminación