Servir y proteger: la cárcel se convierte en un infierno para Vega

El pasado empieza a arruinarle el futuro a la expolicía

Todo el mundo sabía que tarde que temprano Vega pagaría por todos sus crímenes cometidos a lo largo de sus apariciones en Servir y Proteger. Parece que eso de tener doble militancia y traicionar sus ideales al convertirse en policía le ha salido bastante caro y ahora es que empieza a notarlo.

Finalmente Andrea ha sido procesada y su última morada de momento es la cárcel. Sin embargo, ella cree que con su astucia y sagacidad puede llegar hasta las personas que controlan el penal, y así ganar su confianza para su propio bienestar. La cosa es que la exinspectora ya tuvo su primer tropiezo el cual casi le cuesta la vida.

Servir proteger Vega
Hanna descubre que Vega intentó asesinar a Quintero, por lo cual desvela que esta fue policía y todas las internas se abalanzan hacia ella para intentar matarla.

Una vieja enemiga de Vega se convertirá en su peor pesadilla en Servir y Proteger

En su intento por hacer nuevas amistades en la cárcel, Vega se encuentra cara a cara con Hanna, una de las colaboradoras del ya fallecido Fernando Quintero. No sabemos como, pero la chica se enteró que la expolicía intentó asesinar a su exjefe y amigo. Acto seguido, ha venido una serie de improperios entre ambas y la novia de Lidia termina desvelando el pasado de su enemiga.

En la cárcel no toleran a los expolicías o miembros que hicieron parte de la fuerza pública por lo que Vega recibe una dura paliza por parte de las internas. Con esto le han dado la bienvenida al infierno, y la vida de la exinspectora correrá peligro. Por otra parte, Hanna está satisfecha aunque no parará para seguir haciendo la vida imposible a Vega.

Mientras que Hanna hace de la vida de Vega un infierno en Servir y Proteger, su novia intenta sacarla de la cárcel

Mientras que Hanna se divierte con las golpizas a Vega, su novia Lidia mueve piezas por todos los lados para intentar conseguir una buena abogada que termine sacando a la chica de prisión. De ese modo la policía cree que Julia es la persona más capacitada para el caso y no duda en contratarla.

Por otra parte, Iris se muda con Lidia y le cuenta que tendrá su primera cita con Alberto. No obstante, este solo la utiliza para obtener información acerca del Fantasma, por lo cual, colocará un micro en su piso. Lo que la chica no sabe, es que este arruinará el operativo para dar con la captura del peligroso criminal, y aparecerá en el momento menos oportuno.

Galván servir proteger