El Sevilla FC teme que el FC Barcelona encuentre en su plantel el simétrico de Sergio Busquets

Cada año la misma historia en el FC Barcelona. Se fichan y se fichan jugadores pero no terminan de encontrar un recambio de garantías para cuando Sergio Busquets no puede estar. Se probó en su día con Mascherano, pero el argentino se asentó como central. Paulinho, André Gomes… incluso a Rakitic o Sergi Roberto. Pero no es la posición ideal para ninguno de ellos.

Sergio Busquets / Agencias

Por eso, en los despachos del Camp Nou se ha decidido poner fin a este problema. La broma supondrá una inversión de 40 millones de euros al contado. A esa cantidad asciende la cláusula de rescisión de Steven Nzonzi, cuya temporada en el Sevilla, desde la llegada de Montella, está siendo espectacular. El francés cubriría de sobra las ausencias de Sergio Busquets e incluso podría jugar junto al de Badía en partidos complicados. En Sevilla ya buscan posibles sustitutos.

Koeman fichajes