La gestión del Real Madrid coloca a James a tiro de Sevilla y Valencia

La principal consecuencia de la goleada infringida por el Atlético al Real Madrid tiene que ver con James Rodríguez y deja entrever la falta de coherencia en la planificación del conjunto blanco. El colombiano no entraba en los planes de Zidane en ningún momento. De hecho, se daba por hecho su salida y en ese contexto apareció el Atlético como posible destino.

El traspaso estaba totalmente cerrado. Existía acuerdo a cambio de unos 60 millones de euros. Sin embargo, la sonrojante derrota en Nueva York ha hecho cambiar los planes a Florentino. Y es que tras acabar en el Atlético madridistas de cuna como Marcos Llorente o Mario Hermoso, además de Morata, el Real Madrid no cree que sea la mejor de las ideas mandar a James también.

James Rodríguez

Pero esto ha tenido consecuencias fatales. Porque ahora el Atlético se ha borrado de la operación. Simeone ha estallado al ver al colombiano volver a los entrenamientos y ha vetado su fichaje. Esta circunstancia se une a que Zidane ha desmentido claramente a Florentino Pérez. Y es que James no ha entrado en la convocatoria para el próximo amistoso, ahora que ya está disponible.

Zidane tira por los suelos el precio de James

La actitud del Real Madrid está provocando una gestión nefasta de un jugador de talla mundial como James. Porque por un lado Florentino dice que se queda en el Real Madrid, pero por el otro Zidane lo aparta del equipo y muestra claramente sus cartas. El colombiano no cuenta y nunca va a contar para el francés.

Esta circunstancia, unida a que el Atlético ya no aspira a su fichaje y que el mercado cada vez está más cerca del final, ponen al Real Madrid en una tesitura muy complicada. Porque el SSC Nápoles, otro gran interesado en fichar a James Rodríguez, se ha plantado en 30 millones más 5 en variables. Los italianos saben que el precio debe bajar.

Es decir, en apenas tres meses se ha pasado de decir que el Bayern pagaría la opción de compra (42 millones) o que el Atlético ofrecía 60 millones, a estar una única oferta de 30 millones en los despachos del Santiago Bernabéu. Una oportunidad histórica que pretenden aprovechar otros equipos punteros de la Liga Santander.

Valencia y Sevilla ante oportunidad espectacular

La encrucijada en la que se ha metido el Real Madrid con James, podría hacer que se termine aceptando una oferta muy a la baja o que incluso se termine optando por una cesión y trasladar la decisión para el próximo verano. Hay que recordar que el colombiano tiene contrato hasta 2021, por lo que el año que viene todavía se podría traspasar de forma adecuada.

En esta tesitura han irrumpido el Valencia CF y el Sevilla FC. Ambos equipos tienen la presión sobre sus hombros de estar exigidos a meterse en champions. Pero el fichaje de Fekir por el Betis, o los refuerzos de RC Celta y Real Sociedad aumentan la competencia y, por consiguiente, la dificultad de alcanzar el objetivo.

La solución podría pasar por buscar aprovecharse de la situación del Real Madrid con James Rodríguez. El colombiano daría un impulso espectacular tanto al Sevilla como al Valencia y al mismo tiempo seguramente se revalorizaría para volver al Real Madrid con todas las de la ley. Incluso viendo el panorama del conjunto blanco, podría volver James a un Madrid sin Zidane.