Pasapalabra

Sexóloga intrépida en Pasapalabra pone muy nervioso a Nacho

El concursante tuvo que medirse con Sonia en busca de una nueva oportunidad para mantenerse en pie en el programa

Tras el duelo vivido con Pablo en el anterior programa de Pasapalabra, una de las tónicas del concurso que ahora presenta Roberto Leal es que éste tenga que acudir a la prueba de La silla azul, que ya permanece desde las últimas temporadas, para revalidar su cargo y volver a postularse en El Rosco y seguir en el programa de Pasapalabra.

Esto es a través de la participación de Nacho, que en la anterior edición no pudo seguir el ritmo de Pablo y perdió su batalla por un amplio resulltado, que fue lo que hizo que tuviera que medirse contra su contrincante en busca de un puesto para el siguiente programa. Ella es Sonia, una sexóloga que venía a ponerle las cosas difíciles.

Pasapalabra
Nacho seguuría concursando en Pasapalabra

Nacho tuvo que ponerse a prueba en La silla azul

Así, en esta cita de La silla azul de Pasapalabra, el eliminado tendrá una nueva oportunidad en la que los dos se enfrentaron a una ronda de 15 preguntas, iniciándose el turno por el concursante de Nacho y contestando alternativamente, permitiéndose solo un fallo. Si se cometiera un segundo error sería directamente eliminado, pasando el otro contrincante a convertirse en el concursante del día.

Allí Nacho se quedó con la letra N después de que Sonia eligiera para empezar con la P, por lo que el concursante no tuvo más remedio que apostar todo y poner toda la carne en el asador. Así, en una constante de aciertos en el uno y en el otro, Nacho vio como su rival fallaba a las pocas preguntas.

Pasapalabra
Su contrincante en Pasapalabra fue Sonia

El segundo fallo de Sonia dejó en bandeja la continuación de Nacho en Pasapalabra

Por lo que el camino se le hacía bien para continuar en el programa, pero tenía que seguir con su baza de siempre e intentar apurar los aciertos para no depender de la otra persona. Fue así que en su consagración para llegar hasta el final, se encontró con otra sorpresa de su contrincante, que no pudo acceder a las últimas preguntas.

Y es que, pese a que volvió a fallar por segunda vez, no supo decir que “algo es malo o peor”, con la letra P, “pésimo”, Sonia se la jugó bien al inicio poniendo contra las cuerdas a Nacho, pero éste siguió a buen ritmo hasta llegar al cometido, que era no fallar ninguna y así seguir con pie en el concurso de Pasapalabra.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Iker Jiménez hundido en Cuarto Milenio por veto lamentable de Fernando Simón
El truco vergonzoso de Ferreras en Al rojo vivo para no tener que mojarse
The Walking Dead hará un spin off para dar bola a Maggie