“Si hasta el Papa prefiere a Messi, ¿sorprende que lo diga Blatter?”