El entrenador argentino comienza a perder la paciencia

El Atlético de Madrid presenta síntomas desconocidos hasta la fecha en un equipo entrenado por el Cholo Simeone. Durante casi una década, el entrenador argentino nunca ha levantado la voz por salida de jugadores importantes. Se vendió al Kun, se fue Forlán, Falcao, Arda Turán, Griezmann… Pero ahora Simeone no puede más. Incluso piensa en dimitir.

Porque había unos valores de base que hacían competir siempre sea cual fuese la circunstancia. Pero esta temporada, por primera vez, se están registrando problemas de actitud, de apatía, fallos defensivos impropios en un equipo de Simeone y demás errores que ponen de manifiesto algo que preocupa y mucho a los atléticos.

Simeone/EFE

Y es que da la sensación de que el sistema se ha devaluado. Jugadores clave como Koke, Saúl o Diego Costa no ofrecen ni la mitad de su potencial, se concede mucho en defensa. Pero sobre todo, lo que supone, de verdad, un problema sideral, es la poca capacidad goleadora de un equipo que aspira a ganar títulos.

Números alarmantes

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el pasado verano se tuvo que acometer una revolución total. Porque Griezmann, Godín, Juanfran, Filipe Luis, Lucas Hernández y Rodrigo, finalizaron su vínculo con el Atlético. Seis jugadores que en circunstancias normales eran fijos en las alineaciones de Simeone. Eso es duro de llevar.

Pero el hecho de llevar 16 goles en 16 jornadas es lo que más preocupa. Porque solo 6 equipos en toda la Liga Santander, los seis últimos de la clasificación, han anotado menos que el Atlético en lo que va de curso. Y los partidos comienzan a escaparse por la falta de efectividad. Con muchos empates por no aprovechar las ocasiones.

Joao Felix

Síntomas de un equipo enfermo, que a alguien que ama el Atlético tanto como Simeone, podría hacer recapacitar sobre si es el momento de poner fin a su relación. El argentino quiere entrenar en Italia, a su Inter de Milán, o probar con la selección albiceleste. Es duro hacerse a la idea, pero en el Atlético comienzan a ver el final de la era Simeone.

Petición desesperada

Ante el Villarreal se agotó definitivamente la paciencia de Simeone. Porque el Atlético gozó de hasta 5 ocasiones muy claras de hacer gol. Pero unas veces la ansiedad y otras la mala fortuna, hicieron que el marcador cosechase un empate a 0 que aleja aun más al Atlético de la zona alta. Si vence el Getafe, podrían caer de las posiciones europeas.

Simeone ya no puede más y es consciente de lo que necesita para arreglar la situación deportiva del Atlético. Urge tener un goleador, con experiencia, de nivel mundial. Da igual lo que haya que pagar. Si hace falta vender a alguien, pues se vende. Pero no se puede seguir únicamente con Morata.

Cavani o Rodrigo Moreno son totalmente fundamentales. Uno de los dos. Y al poder ser en enero. Porque Diego Costa no estará hasta mediados de febrero y a eso habrá que sumarle lo que tarde en ponerse en forma. El Atlético necesita goles. Sin eso, hoy en día, es imposible competir con equipos como Real Madrid o Barcelona.