Simeone, su entrenador por un día