Simeone vetó fichaje del siglo para el Atlético de Madrid

El entrenador del cuadro colchonero desestimó la llegada de un estelar

El Atlético de Madrid tuvo un mercado bastante movido en verano, el cual dejó futbolistas destacados para el proyecto de Diego Simeone. Con el objetivo de defender el título de LaLiga Santander y volver a ser protagonistas en la UEFA Champions League, la dirección deportiva se reforzó en sectores clave.

Eso sí, hubo algunas operaciones que no terminaron de darse, unas más sorprendentes que otras. Y es que luego de una ventana de transferencias con mucho movimiento, se han empezado a conocer ciertos casos que pueden impresionar bastante. Uno de ellos pudo ser el fichaje del siglo para los colchoneros.

Atlético Simeone
Simeone dio su negativa a la llegada de un crack

Los del Wanda Metropolitano pudieron tener a un jugador estelar

Jorge Mendes, agente estrella del mundo del fútbol ofreció a un jugador de primer nivel y que ha sido uno de los mejores del planeta. Estamos hablando de Cristiano Ronaldo, quien una vez decidió marcharse de la Juventus empezó a sonar para varios equipos debido a la influencia del representante. 

Así como pudo llegar al Manchester City, generando cierto morbo, también tuvo la opción de vestirse de rojiblanco. Esto sin lugar a dudas hubiera sido un golpe importante para la afición del Real Madrid ya que tendría que ver a uno de sus jugadores más importantes y determinantes en el rival de su ciudad.

Simeone desestimó el fichaje de CR7 por el Atlético de Madrid

Mendes habría dado como fecha final para tomar una decisión a los colchoneros hasta el 15 de agosto, algo que fue desestimado. Aquí tuvo que ver mucho la figura de Diego Pablo Simeone, quien fue el que finalmente le bajó el pulgar a esta operación. El entrenador argentino prefirió el fichaje de Antoine Griezmann.

Además, fue solamente hasta el final del mercado que el Atlético pudo hacer los movimientos finales con la marcha de Saúl al Chelsea. El tiempo también jugó en contra, por lo que el míster se decantó por un jugador que llegó cedido. Cristiano costó 35 millones de euros, 5 ‘kilos’ menos a los que tendrá que pagar el club rojiblanco por el francés el próximo verano.

Sevilla Luis Alberto